Historia

E-mail Imprimir PDF

manuel galecio_1956


Este asilo fue fundado el 13 de mayo de 1889 por el filántropo guayaquileño, Manuel Galecio, cuyo ideal siempre fue trabajar infatigablemente a favor de los pobres, como siempre relegados y olvidados; manifestando en forma clara su amor a los necesitados. Uno de sus mayores deseos, que sirvió como referente para la creación de esta institución, fue fundar un asilo de niñas huérfanas.

Así, bajo el patrocinio de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, se fundó en la ciudad de  Guayaquil, el Asilo Manuel Galecio para huérfanas. Lamentablemente, este establecimiento, como otras tantas edificaciones de la ciudad, fue devastado por el incendio Grande ocurrido en Guayaquil, los días 5 y 6 de octubre de 1896. Las niñas fueron entonces trasladadas al Colegio La Providencia. Posteriormente otro incendio, el del Carmen, ocurrido en julio de 1902, destruyó el Colegio La Providencia. En 1907 se edificó un nuevo albergue, el mismo que para 1910, ya resultaba insuficiente para albergar el número de niñas que atendía el asilo.

Finalmente, en 1951 se decidió construir un nuevo local en Alausí, provincia del Chimborazo, donde existía un terreno donado a la Junta por la Srta. Rosa Fiallos y la Sra. Carmen Fiallos de Naranjo. Además, las damas antes mencionadas entregaron una suma importante de dinero para ejecutar la construcción del nuevo asilo, obra que finalizó dos años más tarde.

Este hogar estuvo, por muchos años, bajo la administración de la comunidad de las Hermanas de la Caridad, hasta el día 27 de junio de 2009, cuando ellas delegaron su obra de amor y ayuda a los más necesitados a una nueva congregación.


Por petición de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, la Congregación de Hermanas Dominicas de Betania, recibió la Dirección del Asilo Manuel Galecio, siendo la Superiora General, quien aceptó gustosamente la labor apostólica de dicha institución.

“Al conocer la gran labor social que la JBG hace con estás niñas, nos interesamos en poder ayudar a través de nuestras enseñanzas y acompañar en el proceso de formación humana, cristiana, y moral,” manifestó la Hermana Bertha Amaya Superiora General de la Congregación Dominicas de Betania.

Es así que, a partir del 12 de agosto de 2009, esta congregación se integró al asilo, con un mínimo de 3 hermanas, para trabajar conjuntamente con todo el personal. Tanto las religiosas como el resto del personal laboran bajo un mismo fin, el de ayudar a la niñez desprotegida y seguir adelante en esta loable labor, con el patrocinio directo de la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

La institución pasó de ser "asilo" a Hogar Manuel Galecio en el año 2015 y a ser dirigido por la Congregación Hermanas 'Dominicas Nuestra Señora de Nazaret' en el 2016.

Share
 

Encuesta

¿Cómo se enteró de nuestro sitio web?

Boletín de Noticias